Reforma de inmigración razonable en México

El último podcast de Latino USA empezó con un reporte sobre una nueva ley de inmigración en México.  La semana pasada escribí sobre las leyes de Arizona que promovió a discriminación y además excedió los derechos del estado sobre la inmigración.  En contraste, la nueva ley de México apoya los derechos humanos de los inmigrantes, y realmente es una reforma que yo apoyara si fue adoptado en los Estados Unidos.

                Al principio, el gobierno mexicano era considerando una ley anti-inmigración, en que la policía iban a tener la autoridad de checar a la identificación de inmigrantes para saber su estatus legal, muy parecido al ley de Arizona SB 1070 que fue justo como inconstitucional en los EEUU.  Eso en un país con un sistema de inmigración tan injusto y lleno de abusos, en que los policías roban y  golpean a los inmigrantes, y en que miles son víctimas del secuestro, más de 18,000 por año según Human Rights Watch. Algunos son secuestrados por las autoridades, que en algunos casos han tenido enlaces con el crimen organizado e incluso en tráfico de personas.

                Pero la nueva ley un paso en corregir esos crímenes.  Con presión de activistas que apoyen los derechos de migrantes en México, la ley que finalmente fue aprobado por el Senado mexicano fue absolutamente al revés, garantizando los derechos humanos a los inmigrantes y aún anunciando que los inmigrantes sin papeles no pueden ser considerados como criminales.  En mi post para la semana pasada, habló de la actitud en los EEUU de inmigración “ilegal”:

 Muchas veces he oído el argumento, de personas de aquí en Virginia Occidental y de otros partes del país, que los inmigrantes sin papeles “deben ser considerado como criminales.” Bueno, hay criminales y hay criminales.  Pero no es posible deportar todos los indocumentados, y los recursos que mucha gente quieren gastar en hacer cumplir las leyes sobre la inmigración pueden hacer mucho más contra crímenes más peligrosos a la sociedad.

                Entonces, me sorprendía que ese ley mexicana va a descriminalizar a la inmigración sin documentación, como si el gobierno mexicano se han dado cuenta de una verdad clara que los de los EEUU muchas veces olvidan: Que esas personas no son un peligro al sociedad o un conspiración en contra del país, sino algunos padres, hijos, seres humano que quieren mejorar su situación económica.  Además va a simplificar las categorías de inmigración y construir un sistema de inmigración más fuerte y justa que hubiera antes.

                Algunos comentarios han propuesto que eso puede inspirar a los Estados Unidos a hacer reformas similares en nuestro sistema de inmigración.  Un problema que tenía México en negociar un mejor sistema para inmigrantes mexicanos en los EEUU era los problemas de su propio sistema.  Entonces, lógicamente, si esa reforma funciona bien, es lógico que México tenga más poder en esas negociaciones.

                 Pero de esto soy un poco pesimista.  Los Estados Unidos tiene la tradición de ignorar lo que funciona en otros países, con muchos creando simplemente que nosotros son “excepcionales”, y por eso lo que funciona en otros países no puede mejorar los Estados Unidos.  Eso fue un argumento en el debate sobre nuestro sistema del salud, y de una manera es razonable.  Bueno, los EEUU no son excepcionales en la manera que son básicamente mejores de todo el mundo – claro, decir eso de cualquier país es algo infantil y etnocéntrico en el extremo. Pero tenemos condiciones diferentes de otros países.  Pero necesitamos una reforma al sistema de inmigración, algo que respecta a los derechos de los inmigrantes y que facilita su inclusión en la sociedad.  Entonces, si la ley de México funciona bien, creo que puede contar como modelo aquí.  Pero lo que temo es que fuerzas nacionalistas y anti-inmigracioncitas en nuestro país no van a tomar en cuenta cualquier política que funciona en México, y sólo van a importar lo que dicen “real Americans”.

                Al contrario, lo que más me temo es que los Estados Unidos da presión a México para atenuar algunos de los provisiones más progresivos.  Un parte de la inmigración a México incluye persona que están en ruta a los EEUU, y si eso tiene el resulta de aumentar la inmigración aquí, temo que algunas fuerzas en los EEUU pueden quejar a los autoridades mexicanos.  Eso no es probable en la administración de hoy, pero es posible que pase en el futuro, con líderes diferentes.

                Bueno, no sé lo que va a pasar con esa ley Mexicana.  Fue aprobado por el Senado, pero ya tiene que ir al Cámara de Diputados y al presidente antes de ser aprobado como ley.  Y después de ser aprobado, las nuevas instituciones y reformas tienen que tomar años en desarrollo antes de dejarnos ver cambios concretos en el sistema entero.  Pero opino que esa nueva ley va a ser un beneficio a los inmigrantes en México y a los ciudadanos mismos.  Espero que todo va bien, y que vemos un nuevo modelo para manejar la inmigración extranjera, un modelo que puede adoptar otros países, como los Estados Unidos.